Acerinox obtiene 28 millones de euros de beneficio en el primer trimestre pese al impacto del Covid-19

  • El Grupo puso en marcha el proceso de integración de VDM Metals después de obtener las autorizaciones internacionales correspondientes
  • Acerinox desconvocó su Junta General de Accionistas, prevista para el pasado miércoles 22 de abril
  • Las medidas adoptadas frente al coronavirus, la fortaleza financiera de la Compañía y la liquidez de 1.457 millones permiten anticipar que la compañía va a salir reforzada para el futuro

 

Acerinox cerró el primer trimestre del año con un beneficio de 28 millones de euros después de impuestos y minoritarios (un 14% inferior al mismo trimestre de 2019), pese a que la recuperación inicial de la actividad en todos nuestros mercados durante los primeros meses se vio truncada por el impacto del coronavirus.

El EBITDA del Grupo durante los tres primeros meses del año ascendió a 85 millones de euros después de realizar un ajuste de inventario negativo a valor neto de realización por importe de 16 millones de euros, un 15% superior al del cuarto trimestre de 2019 y un 6% inferior al de los tres primeros meses. El margen EBITDA sobre ventas se mantiene en el 7%.

La facturación fue de 1.159 millones de euros, lo que supone un descenso de un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior debido a los menores extras de aleación durante el trimestre

El cash flow libre, -36 millones de euros, ha estado impactado por unas mayores necesidades de capital circulante de explotación de 65 millones de euros y el pago de la externalización del ERE en Acerinox Europa por importe de 26 millones de euros.

Los pagos por alta de inmovilizado han ascendido a 23 millones de euros, mientras que el pago por la compra de VDM ha ascendido a 313 millones de euros. El total de pagos por inversiones ha sido de 337 millones de euros.

En estos resultados no están incorporados aún los obtenidos por VDM durante el trimestre, habiéndose formalizado la adquisición en marzo después de haber recibido las autorizaciones de las autoridades de competencia europeas y estadounidenses..

 

Integración de VDM Metals

Inmediatamente después de recibir dichas autorizaciones el pasado 17 de marzo, y a través de reuniones virtuales, se puso en marcha un proceso de transición que asegurase la continuidad del negocio y priorizase la visión a largo plazo.

El nuevo grupo industrial cuenta ahora con fortalezas complementarias que le permitirán seguir siendo pionero y referente en el sector ya que VDM es líder en la fabricación de aleaciones especiales y puntero en I+D y Acerinox está reconocido como uno de los productores de acero inoxidable más eficientes del mundo.

Con sede en Werdohl, Alemania, VDM desarrolla y fabrica aleaciones especiales de níquel y cobalto, así como aceros inoxidables de alta aleación con propiedades especiales. Cuenta con 7 plantas de producción entre Alemania y Estados Unidos, cerca de 2.000 empleados y en el ejercicio fiscal 2018/19 tuvo unas ventas de 852 millones de euros y un EBITDA de 97 millones de euros.

Con esta operación el Grupo Acerinox tiene previsto diversificarse hacia sectores con un mayor valor añadido y representa una oportunidad de crecimiento en nuevos mercados y sectores como el aeroespacial, industria química, industria médica, hidrocarburos, energías renovables, tratamiento de aguas y control de emisiones.

La empresa está valorada en 532 millones de euros de los cuales Acerinox ha pagado 310 millones de euros, asumiendo 57 millones de deuda, lo que representa un Valor Empresa/EBITDA de 5,5x antes de las sinergias.

 

Perspectivas

Al igual que el resto de la economía, el mercado mundial de acero inoxidable se está viendo gravemente afectado por la situación creada por la pandemia del COVID-19. La repercusión no es homogénea entre continentes e, incluso, entre países vecinos, lo que dificulta tremendamente la visibilidad en un mercado global como el nuestro.

Por este motivo y también por la complejidad y duración del proceso de reactivación de la actividad económica, no podemos pretender más que dar una visión a corto plazo.

Por un lado, reanudaremos nuestra actividad en Malasia y Sudáfrica en el mes de mayo, al igual que hicimos en España (donde tuvimos que parar 4 días), lo que será positivo para nuestros intereses, mientras que, por otro, se está extendiendo el deterioro a Estados Unidos pese a que en este pais no hayamos cesado la actividad. En su conjunto, el Grupo Acerinox podría trabajar en el segundo trimestre alrededor del 65% de la actividad normal, con el consiguiente impacto en la cuenta de resultados.

En esta situación, estamos intensificando nuestros esfuerzos por reducir costes en todas nuestras unidades. Muchas de las medidas están pendientes de negociaciones y decisiones administrativas por lo que todavía no podemos cuantificarlas. Además, se están revisando las inversiones previstas, aplazando las que no son estrictamente necesarias, y optimizando las necesidades de capital circulante.

Las medidas adoptadas, la fortaleza financiera de la Compañía y la liquidez de 1.457 millones permiten anticipar que la compañía va a salir reforzada para el futuro.

En cualquier caso, lo más importante en estos momentos es preservar la salud y minimizar los daños para salir reforzados en la recuperación. Esperamos que la experiencia que estamos viviendo anime a gobiernos y empresas a replantear la necesidad de contar con una industria potente que garantice los suministros básicos.

 

Acerinox desconvoca su Junta de General de Accionistas

El Consejo de Administración de ACERINOX, S.A., en su reunión celebrada el 13 de abril de 2020, ha acordado desconvocar la Junta General Ordinaria de Accionistas cuya celebración estaba prevista el 22 de abril de 2020, debido a las circunstancias excepcionales derivadas de la propagación del virus COVID-19, la incertidumbre de la duración y dificultad del proceso de reactivación de la economía internacional.

El Consejo de Administración ha optado por la desconvocatoria de la Junta como un ejercicio de responsabilidad hacia la Compañía, sus accionistas, trabajadores, clientes y proveedores y hacia la sociedad española en su conjunto. El Consejo de Administración procederá a convocar de nuevo la Junta General Ordinaria de Accionistas dentro del plazo establecido.