El BEI contribuye a financiar la ampliación de la fábrica de Acerinox en Cádiz con un préstamo de 70 millones de euros

• El acuerdo permitirá aumentar la producción de acero inoxidable de forma más sostenible y contribuirá a la creación y mantenimiento de empleo en Andalucía

El Banco Europeo de Inversiones, BEI, facilitará una financiación de 70 millones de euros a Acerinox para contribuir a implementar la estrategia de modernización de la compañía mediante la renovación de sus procesos productivos. Las nuevas plantas incorporarán las últimas tecnologías, lo que permitirá aumentar la fabricación de productos de acero inoxidable de mayor valor añadido reduciendo, al mismo tiempo, el consumo de los suministros necesarios para su cadena de producción. El acuerdo ha sido ratificado en Madrid por el Vicepresidente del BEI, Román Escolano, y el Presidente de Acerinox, Rafael Miranda.

Las inversiones financiadas por el BEI se implementarán en la fábrica de Acerinox en Palmones, Cádiz, cuya modernización permitirá impulsar la competitividad de la compañía y reforzar su presencia exterior aumentando las exportaciones. De esta forma, el proyecto contribuirá a promover el crecimiento económico en una región de convergencia dentro de la UE que se beneficiará también de la creación de empleo, ya que los nuevos sistemas productivos requieren la contratación de 250 personas durante su fase de implementación y de 55 de forma permanente. 

En concreto, la financiación otorgada por el BEI contribuirá al desarrollo de una nueva unidad de laminado en frío y de una nueva línea de recocido y decapado en la fábrica de Cádiz. Gracias a estas nuevas instalaciones, Acerinox diseñará y elaborará productos y acabados superficiales de acero inoxidable de alta calidad mediante la utilización de materiales reciclados como principal materia prima. El incremento de su capacidad para elaborar productos laminados en frío le permitirá optimizar sus procesos de producción, aumentando, de esta forma, su competitividad.

«El apoyo a la modernización de la fábrica de Acerinox en Cádiz supone una doble satisfacción para el BEI. Por un lado, contribuye firmemente a cumplir una de nuestras prioridades en España: facilitar la creación de empleo», ha asegurado el Vicepresidente del BEI, Román Escolano. «Pero además, este proyecto responde a otro de los objetivos del banco de la UE: apoyar las inversiones en regiones de convergencia. Por ello, nos complace firmar un acuerdo que permite asegurar los recursos necesarios para que una gran empresa española pueda seguir creciendo».

Por su parte, el Presidente de Acerinox, Rafael Miranda, ha comentado: «el apoyo del BEI a la ampliación de la fábrica del Campo de Gibraltar refuerza la estrategia de crecimiento del Grupo Acerinox, así como también su estrategia financiera, incorporando al conjunto de sus entidades financieras a un organismo europeo tan prestigioso como el BEI. La inversión de 140 millones de euros en la planta gaditana, permite mantener la competitividad, aumentar la productividad y mejorar su compromiso medioambiental».

El acuerdo entre el  BEI y Acerinox contribuye al cumplimiento del Plan de Acción por una industria del acero competitiva y sostenible en la UE aprobado por la Comisión Europea. Un plan que reconoce el gran impacto de esta industria en el empleo y en la economía de la Unión y que recomienda, por ello, apoyar las inversiones necesarias para asegurar que las empresas de este sector cuentan con las últimas tecnologías con el objetivo de fomentar su capacidad de competir.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea cuyos accionistas son sus Estados miembros. El BEI facilita financiación a largo plazo a proyectos de inversión viables con el fin de contribuir al logro de los objetivos de la política de la UE.

Acerinox, compañía española cuyas acciones cotizan en la Bolsa de Madrid, es una de las empresas líderes mundiales en la fabricación de acero inoxidable. Se encuentra presente en 43 países, con ventas en más de 80, gracias a sus fábricas en cuatro continentes.