Más de 10.000 m2 de acero inoxidable fabricado en NAS revisten el Museo del Ejército estadounidense

El edificio, recién finalizado, ha recibido ya el prestigioso reconocimiento de la revista Metal Architecture Magazine a la mejor obra en su categoría

North American Stainless, la planta de acero inoxidable del Grupo Acerinox en Estados Unidos, ha suministrado el material para la construcción de más de 10.000 metros cuadrados de paneles que recubren el complejo de edificios del Museo del Ejército de Estados Unidos en las instalaciones militares de Fort Belvoir, a las afueras de Washington D.C.

El museo, que abrirá próximamente al público, destaca por un diseño limpio y futurista gracias en parte al revestimiento de acero inoxidable hecho de láminas NAS T316L. La obra ha sido diseñada por el reconocido estudio de arquitectura Skidmore, Owings & Merril y  será considerada uno de los Monumentos Nacionales del Ejército.

El acero inoxidable producido en NAS fue tratado con un pulido satinado adicional para reducir la reflectancia. NAS suministró el material en forma de bobina de 3 milímetros de espesor que, para su instalación, se cortó en paneles de 1 metro de ancho y 6 de largo.

La decisión de fabricar los paneles en acero inoxidable T316L fue el resultado de la necesidad de cumplir con estrictos requisitos de resistencia a la corrosión, así como su excelente estabilidad térmica y el aspecto vanguardista.

El alto contenido reciclado del material de NAS ha contribuido a recibir la certificación LEED Silver de edificio sostenible, destacando así el compromiso con el medio ambiente y cumpliendo con el objetivo de los arquitectos de "reducir el impacto general del carbono del nuevo museo mientras se creaba un edificio de alto rendimiento", tal y como declaró Colin Koop, socio de Skidmore, Owings & Merril.

A pesar de la reciente finalización de la construcción del complejo, la obra ha recibido ya el reconocimiento que le ha otorgado la prestigiosa revista ‘Metal Architecture Magazine’ a la mejor obra en su categoría.

El complejo de edificios, que cuenta con galerías, espacio commercial, teatro y salas para veteranos, alberga exposiciones en las que se resalta los 244 años de historia del ejército estadounidense. Además, ofrece experiencias educativas que ilustran las diversas facetas del Ejército actual, incluida la defensa de la nación, misiones humanitarias y avances tecnológicos.