En el Día Mundial del Medio Ambiente, Acerinox reitera su compromiso con la economía circular y la lucha contra el cambio climático

Gracias a las permanentes inversiones y a la mejora continua, Acerinox ha reducido emisiones equivalentes a un año de 46 000 turismos, consumos de energía equivalentes al de 250 000 hogares y un volumen de agua equivalente a la capacidad de 6 200 piscinas olímpicas

La Sostenibilidad es uno de los principios esenciales en el desempeño de la actividad del Grupo Acerinox, no sólo como empresa sino también por su producto, ya que el acero inoxidable es modelo de economía circular por cumplir las cuatro ‘R’ (Reducir, reusar, remanufacturar y reciclar). En esta línea, cabe destacar que – según la Asociación de Productores Europeos de Acero – la planta de Acerinox en España es uno los mayores centros de reciclaje de chatarra en Europa.

Acerinox minimiza el impacto ambiental incrementando la eficiencia, lo que también se traduce en reducción de consumo de recursos materiales y aumento de la rentabilidad, y contribuye al bienestar de la sociedad suministrando materiales esenciales para sectores estratégicos y esenciales como el sanitario, la alimentación o el energético, entre otros.

El Grupo exige a todos sus centros de producción en el mundo los estándares y regulaciones medioambientales más allá de las legislaciones locales contribuyendo a paliar un problema global como el cambio climático. 

Por cada tonelada producida, Acerinox emite un 30% menos de CO2 que la media del sector, según el International Stainless Steel Forum (ISFF). De esta manera, la compañía reduce, con su producción de acero inoxidable, emisiones a la atmósfera equivalentes a las que generarían 46.000 turismos convencionales circulando durante todo un año (teniendo como referencia nuestro volumen de producción de 2019).

La mejora continua, en consumo de energía y en eficiencia, nos ha permitido ahorrar (con las producciones de 2019) un volumen de energía (eléctrica, gas natural y diésel…) que equivale al consumo medio anual de casi 250.000 hogares españoles. Junto a las compañías eléctricas, además, estamos trabajando en mejorar aún más la eficiencia en este apartado.

De la misma manera, logramos reducir el consumo de agua (tanto en total como por tonelada producida) devolviéndola además al medio natural en las mismas o mejores condiciones que como la obtuvimos. En este apartado, y teniendo en cuenta la producción anual de 2019, empleamos en nuestros procesos el equivalente a 6.200 piscinas olímpicas menos que la media del sector.